Like us on foursquare

Museos de Cusco

De acuerdo a los expertos, la ciudad del Cusco es en sí un museo compuesto por casas, calles, plazas e iglesias que son fuente de información histórica. Al igual que en otras ciudades del Perú, muchos museos y galerías que funcionan actualmente fueron construidos incluso en este siglo.

Museo de Arqueología

Su sede es una antigua casona cerca de la Plaza de Armas y forma parte de la Universidad San Antonio Abad del Cusco. Contiene importantes piezas de cerámica y otros objetos de culturas regionales encontrados durante excavaciones conducidas por profesores y estudiantes de la universidad. Entre sus colecciones, destacan los famosos keros o vasos ceremoniales y artefactos de madera y piedra que ilustran sobre el desarrollo cultural de la región.

Escuela de Arte del Cusco

Como preámbulo, debemos señalar la importancia de la pintura colonial. La pintura colonial en el Perú se desarrolló a través de las escuelas limeña y cusqueña, siendo esta última la más importante del continente. Los fundadores de estas escuelas fueron Bernardo Demócrito Bitti, Angelino Medoro y Mateo Pérez de Alesio, quienes trajeron consigo las técnicas europeas, sobre todo las del renacimiento italiano.

La Escuela de Arte del Cusco es la más genuina expresión del arte colonial peruano. De acuerdo al historiador Dr. José Tamayo, se compone de varios períodos, empezando en el siglo XVI y comienzos del XVII con pintores como Gregorio Gamarra y Lázaro Pardo de Lagos, que pintaba con "estilo italiano".

Empezando en 1650-1660, el período barroco comenzó con la emergencia de grandes pintores mestizos e indígenas como Basilio Santa Cruz Pumacallao, Diego Quispe Tito Inga, Antonio Sinchi Roca Inga y Juan Zapata Inga, entre otros. La pintura popular floreció en el siglo XVIII con pintores de la talla de Marco Zapata, Antonio Willca y Basilio Pacheco, además de cientos de artistas anónimos.

Actualmente, los investigadores han encontrado en la escuela 48 pinturas indígenas, 95 mestizas y 12 españolas. Sus pinturas pueden verse en iglesias y museos.

Museo de Historia Regional

Ubicado en las inmediaciones de la Plaza de Armas, al noreste de la catedral, el Palacio del Almirante o el Museo de Historia Regional es una de las casonas coloniales más hermosas del Cusco y el mejor ejemplo de arquitectura residencial de fines del siglo XVI. Construido sobre cimientos de un palacio Inca, esta casona fue entregada a Diego de Almagro durante la época de la conquista y luego a distinguidas familias de los españoles, incluyendo al Almirante Maldonado, en cuyo homenaje lleva su nombre. Actualmente, el museo exhibe muchas pinturas de la escuela cusqueña, así como muebles, armas y otros objetos.

Casa del Inca Gracilazo de la Vega

Ubicada en el centro de la ciudad, esta casa perteneció al cronista peruano-español Gracilazo de la Vega. Construida durante los primeros años de la conquista, es un gran ejemplo de la arquitectura colonial y alberga actualmente una importante colección de muebles y pinturas de la escuela cusqueña. Esta casa ha sido declarada Monumento Nacional.

Palacio Arzobispal

Ubicado cerca de la Plaza de Armas, fue construido sobre los cimientos de un antiguo palacio de Inca Roca. Está rodeado de un impresionante muro megalítico que contiene la famosa "piedra de los doce ángulos". Este palacio es una mansión colonial y, durante años, sirvió como hogar para los arzobispos del Cusco. Más tarde se convirtió en un museo que alberga variadas colecciones de pinturas del Cusco, valiosos muebles de estilo colonial y una exquisita colección de crucifijos de marfil.

Iglesia y Conventos de Cusco

La ciudad del Cusco y los pueblos de los alrededores como San Sebastián, San Jerónimo y Andahuaylillas también cuentan con impresionantes iglesias y conventos. Ya que resulta imposible describir cada uno de ellos, enumeramos aquellos que merecen ser visitados: iglesia del Triunfo, iglesia de las Nazarenas, iglesia y convento de San Francisco, iglesia de San Pedro, iglesia de Belén, iglesia de Santa Teresa, iglesia de Santa Clara, iglesia de San Sebastián e iglesia de San Jerónimo. La iglesia de Andahuaylillas es un fino ejemplo del arte provincial de la colonia del siglo XVII, cuyos techos están pintados con coloridos diseños de flores españolas.

Iglesia de la Compañía de Jesús

Esta iglesia fue construida sobre los cimientos del Palacio de las Serpientes, del Inca Huayna Cápac. Es considerada la iglesia más hermosa de Sudamérica y el ejemplo por excelencia del estilo barroco colonial español. Alberga hermosos altares revestidos en pan de oro y una valiosa colección de pinturas de la escuela cusqueña.

Iglesia y convento de Santa Catalina

Esta iglesia y convento tienen su acceso por la calle Santa Catalina y fueron construidos sobre un antiguo palacio designado a las Vírgenes del Sol. Si bien parte del convento continúa en uso por monjas de clausura, el resto alberga un museo de arte religioso, pinturas y esculturas de tiempos coloniales.

Iglesia de Santo Domingo y Coricancha

El Coricancha o Templo del Sol forma parte un monumental complejo de templos y murallas hábilmente construido por los Incas. La piedra maciza del Coricancha se convirtió en los cimientos de la iglesia y el convento colonial de Santo Domingo, que ahora dominan el lugar.
Los historiadores españoles mencionan la importancia de este complejo al que sólo podían ingresar el Inca gobernante, la nobleza y el clero. El Coricancha tiene en su interior réplicas de oro del Dios Sol y deidades menores: la luna, Venus, estrellas, el arcoiris, el trueno y el relámpago. Las momias de anteriores gobernantes Incas eran sentadas en nichos de las paredes al nivel de los ojos. Cuando llegaron los españoles, este templo y la zona circundante incluían jardines "cultivados" con plantas de oro de tamaño real, frutos y animales; fue uno de los botines más grandes que encontraron los españoles. Dada la importancia del Inca y del hecho que los sacerdotes de la orden dominica acompañaron a Francisco Pizarro, la iglesia y convento de Santo Domingo, de estilo barroco, fueron construidos sobre sus cimientos.

Iglesia de San Blas

Construida en 1562, es la iglesia más antigua del Cusco. Ubicada en el barrio de los artesanos, esta modesta estructura de adobe alberga un impresionante púlpito tallado en un solo bloque de cedro del siglo XVII. El artista es desconocido, pero se dice que la pieza tomó 25 años de trabajo. La iglesia también contiene una serie de pinturas que representan la vida de San Blas y en la sacristía se encuentra una colección de muebles de madera tallada.

Iglesia y convento de La Merced

Esta hermosa iglesia de estilo barroco renacentista tiene uno de los tesoros más valiosos del Cusco. Una custodia de oro macizo de unos 53 kg, adornada con 1.518 diamantes, 615 perlas, así como rubíes, esmeraldas y topacios. Se exhibe en una vitrina iluminada en la sacristía, junto con otros tesoros invalorables. Los claustros del convento forman un cuadrado de arcadas y techos finamente tallados, y alberga una impresionante colección de pinturas.