Like us on foursquare

Reserva Nacional de Paracas

Reserva Nacional de Paracas La Reserva Nacional de Paracas lleva el nombre de una de las culturas más ricas del Perú, la cultura Paracas. Esta cultura es famosa por sus finos textiles que se exhiben en museos en todo el mundo. La Reserva Nacional de Paracas se ubica en la península Paracas. De las 335.000 hectáreas que comprende, 117.406 (35%) son tierra firme y 217.594 (65%), se encuentran en el mar. El gobierno peruano creó esta reserva para preservar los ecosistemas marino y costero, proteger las especies de fauna silvestre, así como importantes sitios culturales e históricos en la zona.

Esta singular reserva nacional peruana fue reconocida en 1992 como un importante hábitat para aves acuáticas.

Paracas es conocido por su fauna marina. Se ubica en el lugar donde la corriente de Humboldt se separa de la costa y donde existen corrientes micro marinas. Este fenómeno da origen a una gran variedad de especies endémicas.

Su atracción principal son las Islas, donde puede observarse una numerosa población de animales marinos. Si bien no está permitido desembarcar en la zona, los botes pasan suficientemente cerca de las aves y animales que se encuentran en el lugar (ver fauna). Durante la excursión en bote se puede observar El Candelabro, una gigantesca figura de un trinche (50 metros) tallada en una colina. Si bien la figura es muy similar a ciertos diseños Paracas, algunos expertos que la han estudiado no creen que se relacione a dicha cultura y la consideran más bien una señal hecha por antiguos navegantes.

Paracas también tiene gran importancia histórica, ya que fue allí donde el General Don José de San Martín empezó su lucha por la libertad, en 1820. Según los historiadores, Paracas es el lugar que inspiró al general a escoger los colores de la bandera peruana, gracias a un vuelo de flamencos.